Mahide
 
   
 

.

 
 
INCREíBLE ESPECTáCULO EN LA ZAMORA RURAL: "PARECíAN VACAS... PERO ERAN CIERVOS"

Diego Reina graba una asombrosa escena con una manada de ciervos campando por las proximidades de Mahíde | “En Aliste vemos a la fauna salvaje como algo normal”

Irene Gómez

“Cuando miré desde la carretera pensé que eran vacas, estoy acostumbrado a ver a la fauna salvaje por aquí pero nunca me encontré con tantos animales juntos”. Diego Reina, natural de Mahíde, todavía mira impresionado las imágenes captadas con su teléfono móvil la mañana del pasado lunes.

Campo de Aliste, kilómetro 28 de la carretera de Mahíde a San Vitero. “Son cosas que pasan por aquí de vez en cuando, pero la verdad es que como esta vez nunca” confiesa Diego Reina. El rebaño de hembras con sus crías y baretos campaba a sus anchas por la llanura hasta que, alertado por la presencia humana, comenzó a moverse y a disgregarse, una parte de los animales hacia San Cristóbal y la otra hacia Mahíde. Aún así, la cámara pudo captar la escapada de los ungulados, mucho más tranquila de lo esperado.


Para los alistanos la presencia de la fauna salvaje, ya sean ciervos, corzos, zorros o jabalíes, lleva tiempo siendo más que familiar. “¿Cuántos has visto hoy?”. Es una pregunta recurrente en los corrillos o la barra del bar. Lo cuenta una trabajadora que cada día recorre con su coche las carreteras de la zona. Los propios escolares entretienen a veces el trayecto desde sus pueblos hasta el colegio o el instituto en Alcañices contando ciervos. “Pastan con toda la tranquilidad y los niños ya lo ven como algo normal”.


Escenas imposibles

Diego Reina no se cansa de inmortalizar en vídeos escenas imposibles años atrás. Manadas de jabalíes con sus crías, corzos y cervatillos. “Tengo unas colmenas en San Pedro de las Herrerías y no es raro encontrarme a un ciervo, empieza a mirar para mi y no se espanta para nada. Cada vez los tenemos más cerca”.


Esta vez, el cuadro estaba a unos 30 metros de la carretera. “Aquí ver así a la fauna es algo normal. Tengo una anécdota del año 1990 cuando con 103 ciervos juntos entre Villardeciervos y Boya. Había niebla cerrada y cuando se espantaron aparecieron después por el pueblo de Boya” cuenta un agente medioambiental. “Cada vez hay menos gente, no les molesta nadie, verlos por el campo, incluso en los pueblos ya no llama la atención en Aliste y La Carballeda”.


Sierra de la Culebra

Diego Reina se fue con 18 años de Mahíde a ganarse la vida en Suiza y desde aquella época todo ha cambiado. “Yo en mi vida había visto un ciervo y ahora están por todas partes”. Tras 44 años fuera de su tierra, este alistano de Mahíde volvió ya jubilado y se encuentra encantado, en contacto con la naturaleza y el mar de la tranquilidad.


La fauna forma parte del día a día en las estribaciones de la Sierra de la Culebra. Pero tras de las escenas pastoriles que deparan los animales salvajes late el gravísimo problema de los accidentes de carretera y los daños en los cultivos, como advierten en la zona.


Despoblación

“En invierno es muy normal ver a las hembras con sus crías todos juntos. Cuando empiezan a parir se vuelven más solitarios y buscan sitios más escondidos donde tienen a los cervatillos”. Otra cosa es el macho, que “como mucho se deja acompañar por un escudero, pero no es normal que se sume a las manadas” expresa un especialista.

La familiaridad con la que “pasea” la fauna campa por el Aliste más despoblado fluye como la espuma por las redes sociales.
<= Hemeroteca
laopiniondezamora Mas de 2022 ...
02 de Marzo
© Mahíde . . Aviso Legal, Privacidad, Cookies